dijous, 20 de febrer de 2014

Esperando la primavera

 
 
Andamos todos como este pequeño pájaro; esperando la primavera.
Los días de invierno son cortos y frios, por lo que no tenemos mucho tiempo para disfrutar del aire libre, salvo que aprovechemos las mañanas y madruguemos un poco.
Para mi nueva afición, sin embargo, no todo son inconvenientes en invierno, pues muchos árboles desnudan sus ramas de hojas , y los esquivos pajarillos como este, quedan al descubierto.
Este podría ser un ejemplo, de los pequeños detalles con los que nos sorprende el invierno, y lo he querido compartir, esperando que también despierte en vosotros algún sentimiento que os haga más llevadera esta estación.
Cómo decía al principio, ya queda poco para la primavera,los almendros volverán a florecer y nosotros saldremos otra vez a los caminos, ¿ o pensaba alguno que había tirado la toalla?
En breve haré la primera convocatoria del año, pero es que el invierno no invita a salir de casa, aunque cuando lo haces, te puedas llevar algún regalo para la vista , como esta foto.
¡Nos vemos pronto!