divendres, 6 d’octubre de 2017

Pedra en sec.

Como nos ocurre muchas veces, tenemos frente a nosotros un patrimonio singular, que deberíamos tratar de conservar , por su historia, su belleza o su originalidad, en fin, todas esas características, que juntas lo hacen especial, y que sin embargo no valoramos.
Por lo acostumbrados que estamos a verlo, porque no entendemos el paisaje sin su presencia y pensamos, erróneamente, que ahí ha estado y estará por siempre, y no le prestamos atención.
No puedo hablar por los que viven del campo, de su cultivo y explotación, pues forma parte de cómo trabajar esta tierra y miran por su conservación, aunque quizás tampoco le han dado más valor que el meramente utilitario.
Me refiero al interés mostrado, originariamente en Baleares, por la técnica constructiva de “Pedra en Sec”, para levantar márgenes, pavimentar caminos o ejecutar pequeñas construcciones, que ha llevado a su solicitud a la UNESCO, para su incorporación en el patrimonio inmaterial de la humanidad.
Como he dicho antes, es en Baleares donde esta iniciativa conservacionista está más desarrollada ( todas las fotos que acompañan este post corresponden a allí , aunque bien podría estar hechas en  Alcoleja), y vistos los resultados y el turismo de naturaleza que atrae, me ha hecho reflexionar y reafirmarme que la recuperación de la economía rural debe pasar también por actuaciones como esta que ponen en valor el paisaje y la historia de los pueblos.
¡ Qué maravilla si nuestros caminos y márgenes pudieran lucir como antaño!

Com diuem per aci; ¡Tota pedra fa paret! Y la primera piedra consiste en tomar conciencia del patrimonio que tenemos.


Pedra en sec